Artículos de Blog

La autoestima en simples palabras es la evaluación que cada uno hace de sí mismo. Son todos aquellos pensamientos y sentimientos que tenemos respecto a nosotros como persona.

Autoestima, su importancia en nuestra vida:
Esta se va construyendo desde que somos muy pequeños en interacción con el ambiente. Significa que la relación con nuestro núcleo, padres, hermanos, historial de aprendizajes, experiencias importantes, irán definiendo el valor que nos damos. Según lo que creemos que piensan los demás de nosotros, vamos interpretando esta información y nos hacemos finalmente una opinión.

El grado o valor de nuestra autoevaluación irá determinando la forma en que vivimos la vida.

-Cuanto nos respetamos o nos hacemos respetar
-Elecciones positivas o dañinas
-Tener relaciones sanas o tóxicas
-El nivel de frustración que podamos sentir si algo no nos resulta
-Si tomamos desafíos que somos capaces de enfrentar, etc.

La autoestima es importante entonces, porque indicará cuánto creemos en nosotros mismos, si somos dignos de ser amados, y así vivir una vida feliz. Si esta es baja, contribuirá al desarrollo de problemas mentales, nos hará creer que no merecemos cosas buenas, y no encontraremos la paz y la dicha que tanto anhelamos. Como psicóloga puedo afirmar que un autoconcepto positivo es clave para una personalidad sana, es decir, es fundamental para la supervivencia psíquica.

Consejos para cuidar y fortalecer tu autoestima:

Stop con el autoboicot:
¡Este es el primer paso! Si queremos que los demás nos respeten y nos traten bien, es imperativo que seas tú quien comience a hacerlo, siendo autocompasivos y amorosos con nuestro yo interior. Si haces una crítica de ti mismo, cuida que esta sea constructiva.

Actitud positiva:
Aunque aún no te lo creas del todo, si empiezas a hacer las cosas con mejor disposición, verás cómo en poco tiempo se vuelve real en tu día a día, y esa actitud que te esforzaste por mantener en un principio, se internalizará para que después se de con naturalidad.

Evita compararte:
Eres único, posees tus propias cualidades, particularidades y experiencias, tienes tu ritmo personal para caminar en esta vida, así que no pretendas ser igual que los demás. No porque muchos hayan obtenido un logro, significa que debes aspirar al mismo. Te darás cuenta con el tiempo, que irás apreciando tu singularidad sin la necesidad de mirarte con respecto a otros.

Sé realista:
Si vas a ponerte metas, debes visualizar qué tan viables son en la práctica, para que no te hagas falsas expectativas y termines por frustrarte y desechar tu sueño. Si te propones bajar de peso por ejemplo, ponte metas cortas que puedas ir monitoreando semana a semana.

Rodéate de personas que te aporten algo bueno:
Profundiza y cultivas aquellas relaciones que te hagan sentir bien, que te enseñen cosas nuevas, que te entreguen energía y no que te la quiten.